Sáb. Jun 15th, 2024

Tras la cancelación de cinco espectáculos previamente anunciados en el cartel de Arts d'Estiu 2023 saltan todas las alarmas por problemas con la zona donde se celebra el festival.

El departamento de Costas de la Generalitat, adscrito en Territori, ha notificado en el Ayuntamiento de Pineda de Mar que no autoriza el festival Arts d'Estiu –que se hace en la playa dels Pins y que estaba previsto del 1 al 20 de agosto– en las condiciones en que se había pedido y que incluía inicialmente 17 actuaciones y la ocupación de terreno maritimoterrestre. Costas fundamenta su decisión en el hecho que no se han resuelto los problemas ocasionados por el ruido excesivo de los conciertos que motivaron diferentes denuncias de los vecinos de la zona de Bellamar, a tocar del emplazamiento del festival el 2022.

El año pasado, la celebración de Arts d'Estiu, además del Psycobilly y de las barracas de fiesta mayor, provocó numerosas quejas. Quejas que se han mantenido este año durante el trámite de audiencia para pedir los nuevos permisos. Según recuerda Territorio, la ley de costas estatal indica que el uso del dominio público maritimoterrestre (DPMT) es libre y gratuito, y que únicamente se puede autorizar la celebración de acontecimientos “cuando estos no se puedan situar en jefe otro emplazamiento”. A esto se añade que una resolución del Síndic de Greuges recomendaba el traslado del festival de Arts d'Estiu a un emplazamiento que no provocara molestias a los vecinos.

Arts d'Estiu en Pineda de Mar Costa Barcelona
Arts d'Estiu en Pineda de Mar Costa Barcelona

Por otro lado, también se reclamó un nuevo estudio de impacto ambiental porque el que los promotores incluyeron en la documentación de este año fue hecho el 2019, “y no se ajusta a la realidad ni a la legalidad vigente para dimensionar el impacto que generará el acontecimiento”. Finalmente, Territori destaca que el mismo técnico municipal emitió un informe desfavorable a la concesión de la preceptiva licencia municipal que el Ayuntamiento emitió el mes de junio, pero que suspendió hasta que Territori autorizara la ocupación.

Desde el consistorio, durante la celebración del festival Arts d'Estiu en años anteriores, la alcaldía emitía un decreto por el cual se suspendía la ordenanza de calidad acústica del municipio en un radio de un kilómetro alrededor del escenario de las actuaciones.

Esta medida la recoge en su informe el Síndic de Greuges del 26 de abril, donde considera que “la suspensión de los objetivos de calidad acústica aprobada para permitir el desarrollo del festival Arts d'Estiu en 2022 no es adecuada, y puede incurrir en responsabilidad patrimonial el Ayuntamiento de Pineda y en responsabilidad penal el regidor que la propuso y el alcalde que la aprobó”. Además, según la normativa, esta suspensión y que la mencionada suspensión solo se puede dar un 3% de todos los valores diarios (10 días anuales) como máximo.

De hecho, según consta en Territorio, el Ayuntamiento de Pineda de Mar tiene abierto un expediente por el exceso de ocupación detectado por los inspectores de Puertos y Costas de la Generalitat de Cataluña en fecha 26 de agosto del 2022, y una sanción propuesta de 60.000 euros. El Ayuntamiento de Pineda presentó alegaciones en este sentido y los inspectores presentaron un informe ratificándose en los hechos denunciados. El expediente está pendiente de resolución definitiva.

Arts d'Estiu ha cancelado los conciertos de Víctor Manuel, José Mercé, El Kanka, Ángel Martín i Jorge Blass. El importe de las entradas se devolverá automáticamente a través del mismo medio de pago con el que se hizo la compra.

La respuesta del Ayuntamiento de Pineda a la denegación de Costas no se hizo esperar, y ayer ya hizo un comunicado en que lamentaba la decisión y anunciaba una reunión de urgencia lunes con el departamento en que también estarán presentes los responsables de la promotora del festival, The Project.

En la nota, el Ayuntamiento también remarca que ha tramitado el expediente de solicitud del espacio “siguiendo toda la normativa”, además de cumplir con todos los requerimientos marcados por Costas. El consistorio asegura que en caso de que se mantenga la negativa de la Generalitat, “se trabajaría a contrarreloj para encontrar una vía alternativa para la celebración del festival”.