Mar. Jul 23rd, 2024

Si una cosa nos ha quedado claro desde que conocemos a Chiara Oliver es que el amor de su vida es la música. Fue una de las concursantes más carismáticas y queridas de OT 2023 y desde que la expulsaron, pocas semanas antes de terminar el concurso, ha demostrado a través de sus redes sociales que no ha parado de trabajar. Hoy Chiara publica su segundo single, ‘3 de febrero’, una canción que las ‘kikistas’ (como se denominan sus fans) vieron nacer dentro de la Academia y que ahora ha cobrado forma completa en la vida real. Compuesta por ella misma y producida por Pablo Rouss, artista y jurado de OT 2023, Chiara se abre emocionalmente y cuenta una de sus historias de amor sin metáforas, de manera clara y directa. Con frases como “Y a veces me pregunto si sigo enamorada de ti. Creo que no, pero por el drama diremos que si”, la menorquina nos abre su corazón y las puertas de su habitación (como plasma en el videoclip). Una historia de amor cruda hecha canción, “Y sé que guardaré el rencor que mereces. Lo malo me lo callé y lo bueno me sabe a poco”, “Te espero en la puerta que tú no me vas a abrir. Ves como el 3 de febrero pensaré en ti”. Y con una producción que suma intensidad al tema, haciéndolo crecer por momentos y convirtiéndolo en épico.

El universo artístico que Chiara nos ha querido enseñar en sus dos primeras canciones no ha hecho más que empezar. 3 de febrero se publica junto a unos visuales muy afines a ella en cuanto a estética y narrativa, que complementan la letra de la canción. Podemos verla dentro de una habitación repleta de referencia. Detalles relacionados con sus vivencias en Operación Triunfo como fotos junto a sus compañeras de concurso Violeta, Denna o Ruslana, el cachirulo de Juanjo, la friendship bracelet con el nombre de Violeta que ya llevó en su actuación de Escriurem o la cajita de música que Martin le regaló para el amigo invisible que celebraron en Navidad durante su estancia en la Academia.

El videoclip, que ya acumula más de 80 mil visualizaciones en 14 horas, empieza con un plano fijo de su famosa libreta rosa en la que durante los tres meses que estuvo viviendo en OT no paró de escribir sus composiciones. Imágenes que enamoraron a sus seguidoras, que se han sentido partícipes no solo de su crecimiento artístico sino también de su evolución más personal, uno de los mayores aprendizajes que ella misma dice que se lleva de esta experiencia. 

Captura de pantalla del videoclip '3 de febrero' de Chiara Oliver

Para Chiara la música siempre ha sido su plan A y en septiembre del año pasado empezó su formación profesional en la ESMUC (Escola Superior de Música de Catalunya)  que tuvo que abandonar porque se convirtió en una de las 18 aspirantes a la Gala 0 de OT 2023. También participó en otros talents televisivos como La Voz o Got Talent, así como también tocaba en chiringuitos y restaurantes alrededor de la isla de Menorca, con guitarra en mano y haciendo versiones de los temas que más le gustaban. En estos momentos Chiara está viviendo lo que llevaba esperando toda su vida: poder dedicarse a la música con temas propios. Y es que la menorquina de 19 años, que también se ha convertido en una referente del colectivo LGTBI, es una compositora nata y ha mencionado en ocasiones que le gustaría ser la Olivia Rodrigo española. Chiara se convirtió en una de las concursantes más queridas de la edición y la campaña que sus fans organizaron para salvarla de la nominación fue histórica, una cosa nunca antes vista en el concurso. Las 'kikistas' (y también marcas españolas) inundaron las redes de los motivos por los cuales Chiara merecía permanecer una semana más en la Academia, hasta llegó a las pantallas de, ni más ni menos, Times Square.

Kiki (como se la llama cariñosamente) se identifica mucho con el pop-rock internacional, con la manera de contar historias y vivencias propias de persona joven que se divierte, de una manera desenfadada y viviendo sus dramas amorosos con otras chicas como si fueran el fin de mundo. Mala Costumbre’ (que ya acumula más de 7 miliones de reproducciones en las plataformas de streaming) y ‘3 de febrero son dos excelentes cartas de presentación de Chiara Oliver a la industria musical, en la que empieza a definir cuál es el camino que quiere tomar. Es una persona muy creativa y trabajadora, adjetivos fundamentales para el inicio de una carrera que estoy más que convencida que será muy prometedora. Está claro que hay un hueco para ella, porque no existe otra igual.