Jue. May 23rd, 2024

“Bienvenida al Lugar Paraíso” fueron las primeras palabras que se escucharon en un Palau Sant Jordi lleno y rendido a los pies del grandísimo Nil Moliner.

Un concierto que empezó con Mi Religión y cargado de la energía, el buenrollismo y la positividad que ya forman parte de la seña de identidad del originario de Sant Feliu de Llobregat. Una invitación al disfrute, a vivir el ahora para no arrepentirse de nada en un futuro.

Hace apenas unos días que Moliner comunicaba a sus seguidores, a través de redes sociales, lo emocionado que estaba de conseguir su segundo show en un recinto tan emblemático como este, pero esta vez con las entradas agotadas. Abrió la gira del disco ‘Lugar Paraíso’ acompañado de once músicos, de viento y percusión, y cuatro coristas, que llenaron el escenario de coreografías y movimientos afines a su estilo. No faltaron sus temas más emblemáticos como Libertad, El Despertar o Hijos de la tierra, junto a otros más recientes como Dos Primaveras, Meneito o Good Day, que forman parte del gran repertorio que ya acumula Nil en sus tres álbumes de estudio. 

FOTO: Alejandro Carvajal González

En todo momento se mostró agradecido a las personas que confiaron en él desde un inicio, como sus productores Manu Guix y Roger Rodés, al público que le ha visto crecer y a su primera banda con la que empezó tocando en pequeñas salas de Barcelona y alrededores con versiones de otros artistas, hace apenas seis o siete años. El éxito cosechado por Nil Moliner a lo largo de estos últimos años es innegable, con un público muy homogéneo que canta sus canciones a pleno pulmón y que se deja llevar por su misma buena energía. Aprovechó su espectáculo para mostrar sus dotes artísticas tocando el piano, la guitarra y la batería, versionando grandes éxitos de otros artistas como la famosa Bzrp Music Session Vol. 52 con Quevedo, Vagabundo de Sebastián Yatra o la versión de Puedes Contar Conmigo de Maria Escarmiento.

Dentro de toda esta euforia colectiva de fuego, colores, serpentinas y confeti hubo espacio para la emoción, el acústico y la sencillez que también le caracteriza con temas como Ara, Soldadito de Hierro, Déjame Escapar, Mejor Así, Por Última Vez o Vuela Alto, momento en el que empezó a volar (sujetado por un arnés) desde un pequeño escenario en medio de la pista hasta el escenario principal.

FOTO: Alejandro Carvajal González

Si algo deja claro Nil Moliner en su filosofía de vida es el disfrutar y compartir la música con aquellos seres más queridos, y así lo hizo invitando al escenario a Dani Fernández y Álvaro de Luna. Una sorpresa muy especial para los más de 16.000 asistentes que pudieron disfrutar en directo de Luces de Ciudad, una colaboración de tres de los artistas más importantes del pop-rock español actual.

Nil Moliner es un artista que combina canciones festivas e íntimas en castellano, catalán y también inglés y que ya se ha convertido en un imprescindible dentro del panorama musical nacional. Se despedía agradeciendo de nuevo a su público el apostar por la música en directo con un “Barcelona t’estimo molt” y junto a una exclusiva: le volveremos a ver en el Palau Sant Jordi cerrando la gira de Nuestra Locura Tour.