La eterna energía de Raphael se desborda en una mágica noche, con lleno hasta la bandera, en el Festival Starlite en Marbella.

A sus 76 años el cantante de Linares está más vivo que nunca y durante dos horas y medias, sin descanso, deleitó a los asistentes con un gran espectáculo. Su inmensa voz y la compañía de la Orquesta Sinfónica Ciudad de Málaga se engrandecieron en un lugar idílico.

Sin duda alguna su nuevo trabajo “RESinphónico” demuestra que Raphael ha sabido adaptarse a los tiempos y renovarse, pero a la vez manteniendo su esencia y marcada personalidad. En el concierto derrochó talento interpretando sus grandes éxitos, los cuales incluyen una mezcla de música electrónica y orquestal. Un tándem perfecto que hizo vibrar al público marbellí.

Durante la velada los más de 3.000 espectadores disfrutaron de eternos éxitos, como “Mi gran Noche”, “Digan lo que digan” o “Como yo te amo”. Además de unas intimas actuaciones, acompañadas solo de la guitarra de Juan Guevara, donde Raphael llevó a otra dimensión ‘’Gracias a la vida’’ y ‘’La quiero a morir’’.

Pero el cantante es entrega y sorpresa de principio a fin. Durante el recital hizo que los espectadores viajaran del pasado al presente, y quién sabe si el futuro, a través de sus inconfundibles interpretaciones. Y esto sucedió cuando se acercó a una radio antigua “de cuando se escuchaba buena música” y comenzó a sonar Carlos Gardel, con quien versionó su mítico tema “Volver”.

Por supuesto la guinda de la noche fue “Escándalo”. Con el público en pie, Raphael y su voz como si fuera la primera canción y la orquesta a pleno pulmón resonando en la maravillosa acústica de la cantera del Starlite. Pero ahí no acabó el décimo “Sold Out” de esta edición del Festival. Raphael siempre rompe los finales, tiene ganas de más. Y los fans que asistieron a otra gran noche del cantante comprobaron que si Raphael quiere puede ser eterno.

Jose Medina

El concierto en imágenes (por Alicia Moyano)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here