Prometo, del malagueño Pablo Alborán, ha sido el álbum de música y la canción que más ventas han tenido en 2017, año que el sector de la música grabada en España ha cerrado en positivo y con más de un millón y medio de suscriptores de las plataformas de pago.

Según ha informado hoy la asociación de Productores de Música de España (Promusicae), aunque todavía se están elaborando las cifras definitivas, los primeros datos apuntan a que 2017 se cerró en positivo por cuarto año consecutivo, a pesar de que a partir de las ventas en el primer semestre del año se esperaba un retroceso en los ingresos del sector.

El cambio de tendencia se ha debido, señala Promusicae en un comunicado, a la concentración de importantes lanzamientos en el último trimestre, al buen comportamiento de las ventas físicas (que suben ligeramente) y al "llamativo" crecimiento en las suscripciones "premium", los servicios de pago en las plataformas de "streaming", que ya superan en España el millón y medio de suscriptores.