El Atlético de Madrid de Simeone visita al RCD Espanyol en la cuarta jornada de LaLiga en la reanudación del torneo doméstico tras el parón por selecciones.

El Espanyol tiene el objetivo de reconducir su inicio de temporada, con dos puntos de nueve posibles, y de ver finalmente portería, ya que es el único equipo de Primera y de Segunda que aún no ha marcado.

El vestuario blanquiazul no enciende las alarmas por su falta de gol y está convencido de que firmará un buen resultado contra el cuadro rojiblanco. De todos modos, los chicos de Vicente Moreno son conscientes del peligro del rival, al que califican como el principal candidato para revalidar el título.

El técnico perico solo ha valorado en concreto la situación del lateral izquierdo Adrià Pedrosa, que todavía va con una férula tras ser operado de una fractura en su mano derecha y su presencia no está garantizada.

Por su parte, el central Sergi Gómez está sancionado y es baja segura. Como ocurre en los encuentros que el Espanyol juega en casa, la lista de convocados no se conocerá hasta una hora antes del duelo. En cualquier caso, recomponer la parcela defensiva será la principal preocupación del entrenador local ya que David López también tiene molestias.

El Atlético de Madrid visita el RCDE Stadium donde no gana desde abril del 2017. Los rojiblancos tan solo se han llevado un punto de nueve posibles en sus últimas tres visitas y tienen una gran asignatura pendiente.

Pese a las ausencias de Joao Félix y Héctor Herrera, los rojiblancos son grandes favoritos para llevarse los tres puntos y seguir en la zona privilegiada de la tabla. Griezmann apunta a titular haciendo pareja ofensiva junto al uruguayo Luis Suárez.