El Dinamo de Kiev visitará el Camp Nou en horario familiar para intentar arañar unos puntos al Fútbol Club Barcelona, a las 18:45.

El Barcelona encara un partido que deberá ganar si el objetivo de Koeman es que el conjunto culé supere la fase de grupos. Los ucranianos, por su parte, está con un punto gracias al empate contra el Benfica, aunque contra el Bayern de Münich encajaron cinco tantos.

Ronald Koeman llega a este partido con las dudas de excederse en rotación a causa de “El Clásico” que se disputa el domingo o bien, de poner a los máximos titulares posibles porque la victoria es innegociable. Entre esas rotaciones es obligada la de la defensa, Éric García está sancionado y veremos si Óscar Mingueza o Clement Lenglet son los elegidos. También podría tener otra oportunidad Coutinho en el once inicial, para dar descanso a Ansu Fati y a Dest.

En el juego, veremos. El sistema de Lucescu es un 4-5-1 en el que ataca con muchos jugadores y tiene grandes asociaciones para mover el balón. Son peligrosos y tienen un juego con bastante profundidad con los mediocentros de las bandas, de hecho un larguero les impidió ganar contra el Benfica, donde jugaron de tú a tú y pudieron llevarse el partido en muchas ocasiones.

Juegan bien donde justo el Barça tiene problemas, entre líneas defensivas, entre central y lateral. No se están aplicando mecanismos automáticos de marca y de posición en la defensa y eso provoca que haya mucho juego entre líneas y ahí el líder de la liga ucraniana saca mucho provecho, además de tener siempre un 9 en punta que remate los centros.

Por lo tanto, no es un partido nada sencillo donde también el Dinamo de Kiev saldrá a por todas, viendo que hay posibilidades de clasificación a la fase de eliminación. El Barça tendrá que hacer lo suyo propio.