Tal día como hoy, hace 8 años, Chenoa presentaba su sexto disco al mercado. “Otra dirección” llegaba para darle el empujón que necesitaba en la música, una salvación.

Me encuentro delante del ordenador, con miles de musas rotando por la cabeza y con la discografía de Chenoa sonando de fondo. Hago hincapié en esto último, una manera de sanar heridas, vivir emociones y cubrir tus oídos de magia.

Otra dirección” llega en 2013 bajo el sello Alias Music. Un disco muy esperado por parte del público, un álbum íntimo y confidencial. Una manera tan simple de conectar con tu público a través de letras y situaciones que mucha gente vive hoy en día. Y como bien dijo ella, es un disco para saborear y disfrutar. Un álbum que le hizo viajar por todo el país, llenando plazas y teatros repletos de gente sumergiéndose durante una hora y media en su voz y en la manera que tiene tan peculiar al contar las historias escritas de su puño y letra. Se colocó en el puesto número cinco de ventas y en el primer puesto en la preventa del disco.

No me gusta decir que Chenoa volvió a la música, porque eso significa que en algún momento salió de ahí, y no. Ella nunca se ha ido de la industria musical, más viva que nunca, publicaba este álbum con dos cd 's bajo el brazo. El primer disco contenía canciones en español, y para la sorpresa de todos, el segundo CD constaba de algunas de las canciones interpretadas en inglés.

Vibrando con un buenrollismo, declarando un amor puro con “Llegaré hasta el final”, pasando por un amor quebrado con un buen “Drama” y “Ya no quiero verte”, hasta la positividad de “Hoy sale el sol”, “Quinta Dimensión” y “Piérdete preocupación”. Dentro de este disco también encontramos canciones como “De lo malo lo mejor”, “Ni un minuto más, “Júrame” o “Súper superficial”, sin dejar de lado el toque sarcástico que utiliza la intérprete de “A mi manera” en sus letras. 

Chenoa es humana, muy humana. Ella ha crecido y se está reinventando. Después de veinte años, siete discos de estudio y miles de recintos repletos de gente, sigue impregnando cada ciudad con su voz, acariciando el alma de las personas. Me reafirmo una vez más, tienes que ir una vez en la vida a un concierto de Chenoa, como mínimo. 

Escribo esto desde mi más profunda admiración hacia la artista, cuidando de cada palabra y con la delicadeza que siento al escuchar todas sus canciones. Estamos muy expectantes a ese futuro álbum, no sabemos cuando será, pero sea cuando sea, lo esperaremos con muchas ganas e ilusión.