Hace un año Miriam Rodríguez nos emocionó a todos con 'No sé quién soy', un homenaje a los mayores, a la demencia y al olvido. Pero a veces, las canciones van más allá.

Tras un 2020 especialmente duro, la gallega y sus seguidores han querido colaborar con la Fundación Alzheimer España con una significativa aportación. La música tiene efecto, ayuda, sensibiliza y acompaña. Está claro que 'No sé quién soy' no fue solo un tema que tocó la fibra en su momento.

'No sé quién soy' ha visibilizado lo doloroso de ganar batallas a un enemigo que no puedes ver.

Una visita a urgencias abrió los ojos a una Miriam decidida a hablar del lastre del olvido, de su confuso proceso y de la magia de la música en él. Mientras la gallega esperaba a ser atendida también lo hacía una mujer mayor. La mujer la miraba como se mira a quien se conoce.

'No sé quién soy' fue un regalo para esa mujer y para todos. Una canción para recordar, para acordarse y para dar voz a quienes ya no se acuerdan de cantar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here