Para celebrar los 25 años de carrera musical, la cantante Mónica Naranjo, nos ha regalado el “Renaissance Tour”.

Cuando los focos y la música anunciaban el comienzo del espectáculo, porque fue un espectáculo en toda regla, se escucha la voz de Mónica por los altavoces. Estaba hablando con su madre por teléfono mientras salía a escena y todos estábamos escuchando de primera mano esa conversación.

Salió vestida entera de blanco con el móvil en la oreja y le decía que estaba en su casa, en Sevilla, en el Auditorio de su comadre Rocío Jurado y nos deleitó a capella, un trocito de "Punto de partida" para rendirle homenaje. Terminó mirando al cielo y diciendo a viva voz "Rocío te amo sin control".
No tendría un adjetivo calificativo adecuado para este concierto, porque creo firmemente que se quedaría corto. Toda persona que haya tenido la oportunidad y el privilegio de presenciarlo, estará de acuerdo conmigo en que ha sido ESPECTACULAR, con mayúsculas. Que manera de cantar, de jugar con la voz y de regalarnos estas dos horas de continuo asombro.

Tuvimos "Desátame" muy pronto, fue la segunda canción que la artista cantó. El auditorio se derrumbaba, se presenció llantos, alegrías, fuerza, asombro… todo el Rocío Jurado, se desgarraba el alma con ella. La tercera canción, fue mágica, íntima, triste… una canción que escuchamos por primera vez en palabra de mujer, cuando descubrimos a una Mónica Naranjo con el pelo bicolor que llamaba la atención allí donde
iba. Empiezo a recordarte, canción que dedicaba a su hermano fallecido, que nos puso el vello de punta y las lágrimas no paraban de caer. Fue sublime.

Nos regaló un directo con una orquesta sinfónica, un coro, sus rockeros y su gente de toda la vida. Toda la música y los estilos que Mónica ha tenido a lo largo de su carrera y los ha juntado a todos en este Renaissance. Sin palabras.


Sonó "El amor coloca", "Europa", "Pantera en libertad", "Sobreviviré", "Amor y lujo"… entre muchas otras. Llegó el momento de un homenaje bastante emotivo. La Catalana, hizo una versión increíble de "Vivir así es morir de amor", Camilo se lo merecía. Personalmente, Camilo Sesto ha estado acompañándome siempre a lo largo de mi vida y su reciente muerte y lo que se vivió en ese Auditorio, es para quitarse el sombrero.

Una de las canciones que, creo que todos estábamos esperando fue "Las campanas del amor", que la presentó de la siguiente manera. Nos contó que se la pedían siempre, incluso en las ruedas de prensa y ella decía "Pero es que esta canción es muy marica pero bueno, la primera marica de la historia soy yo. Las campanas del amor". Sevilla se levantó, todo el Rocío Jurado se puso en pie para bailar, saltar y cantar a viva voz.

Ha sido un concierto de los que te dejan sin palabras, de los que sales necesitando más, un concierto 10 en todos los sentidos. El trabajo de los cámaras y la edición ha sido brutal, los técnicos de luces, todo el staff y todo lo que había encima de ese escenario… mágico. Pero Mónica, Mónica Naranjo ha brillado con luz propia, ha día de hoy, después de tantísimos años escuchándola, todavía me asombro de lo que es capaz de sacar de la garganta.
GRACIAS por regalarnos esta delicia, ¡Te esperamos siempre!

El concierto en imágenes

Por Lorena Coronado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here