El grupo alemán Milky Chance volvió la noche del lunes a nuestro país después de dos años para presentar su nuevo álbum Mind the Moon, un disco de doce canciones que ya acumula más de 60 millones de escuchas en Spotify.

En la misma puerta de Razzmatazz, bajo el cartel que anunciaba el evento, se congregaban personas dispuestas a comprar entradas sobrantes ya que alcanzó el sold out, convirtiéndose en uno de los conciertos más demandados del año. La banda, compuesta por el vocalista Clemens Rehbein, el DJ Philipp Dausch i el guitarrista y bajo Antonio Greger, contó también con la presencia del batería Sebastian Scmidt en el escenario. La sala, bien ocupada por una audiencia joven se llenaba de la energía de los espectadores entregados que, al ver a los músicos actuar, se movían y cantaban las canciones al unísono llegando incluso a hacer callar al cantante, el cual se mostró asombrado en más de una ocasión ante la entrega del público.

Las canciones del álbum Sadnecessary (2013), Stolen Dance - que ya ha llegado a las 500 millones de visualizaciones en Youtube – y Flashed Junk Mind-que también acumula una buena suma de visitas- fueron las más aclamadas por el público.

Sin duda, han dejado huella en el escenario principal de la mítica sala Razzmatazz, y de aquí siguen su camino hacia Madrid donde dejaran parte de su magia en La Riviera.

El concierto en imágenes

Por Marta Abellán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here