Si. Manolo García es magia. Sería muy injusto descubrir ahora a una leyenda de la música como Manolo García. Incombustible y dispuesto a absolutamente todo en un mes de diciembre en el que va a tocar hasta en siete ocasiones en la ciudad de Barcelona.

El Tívoli esperaba con ansia a su paisano entre una escenografía con detalles mágicos y disposición del cantante a bajar a la platea y meterse entre el público para soñar junto a ellos durante una travesía de más de tres horas de concierto.

Manolo García no iba a defraudar con su setlist. Sonaron las canciones más laureadas de la carrera del artista del Poblenou. "Sara", "Pájaros de barro", "Nunca es tarde", "Nunca el tiempo es perdido" y "A San Fernando, un ratito a pie y otro caminando" fueron algunas de las joyas que se pudieron disfrutar en una noche sin límites en el medidor de la felicidad.

Por encima de todo Manolo y su voz y sus ganas de sorprender a Barcelona, Manolo persona que opina, en ocasiones como un maestro ante los alumnos, sobre un mundo que no le gusta porque arrasa con nuestra humanidad. Y a eso nos enseñó Manolo García. A protestar contra los de "arriba" y a querer mejor a los que tenemos al lado.

El concierto en imágenes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here