Nació rodeada de talento y música. Con apenas 16 años la conocimos al ritmo de ‘Aprendiz’. Desde entonces, se ha convertido en la voz femenina indiscutible del pop español. Su estilo le ha llevado a publicar hasta un total de 12 discos de estudio y 5 recopilatorios con los que ha batido records inigualables y ha llenado centenares de conciertos. Una carrera más que consolidada, a base de trabajo y esfuerzo, que el pasado 2018 se paró en seco.

La cancelación de una gira por una dura lesión en el tobillo, convertirse en madre o superar una pandemia con la que nadie contaba. Una larga cuenta atrás para llegar hasta el día de hoy y volver a la escena musical por la puerta grande gracias a ‘Mil Batallas’, su decimotercer álbum de estudio y uno de los más esperados por parte de sus seguidores.

El disco, que llega en formato CD, vinilo y digital, es pura Malú. Una descarga emocional incomparable que trae de vuelta su arte. Arrolladora y con su voz más radiante que nunca. Así suena lo nuevo de ‘la jefa’. Un álbum que, de buen seguro, será la excusa perfecta para volver a pisar el escenario con más fuerza.

La espera ha valido la pena y desde hoy podemos disfrutar de estas doce canciones nuevas. Un álbum donde Malú se sincera, libera sus ‘Mil batallas’ y descubre a ‘’esa niña tímida que escondí bajo esa Malú más dominante, que creé para poder enfrentarme a todo lo que venía’’.

Resurge de sus cenizas con las alas desplegadas y el corazón en la mano desde la primera canción que abre el disco: ‘Abran fuego’. Un tema cargado de fuerza en el que Malú habla de la exposición constante a los disparos de la gente en las redes sociales y grita a los cuatro vientos que seguirá en pie haciendo frente a todas las complicaciones que se interpongan en su camino.

Lo mismo sucede en ‘Mil batallas’, canción que da título al disco, y en 'Ingobernable', la canción más cañera de todo el disco. Un tema rockero que de buen seguro nos hará vibrar cuando la escuchemos en directo a lo largo de la gira.

En este mismo disco, también vemos a la Malú más sentimental. Eso sí, le canta tanto al amor como al desamor. Ya sea en canciones potentes como ‘Deshielo’ o en suaves y delicadas como ‘Vete’, ‘Qué tarde’ o ‘No me olvidaré de ti’.

Hablando de amor, en ‘Suiza’ parece que 'la jefa' canta sobre las primeras citas de una pareja que no puede dejarse ver en público y que finalmente construye su propio refugio. Puede que sea autobiográfica o no, pero sin lugar a dudas es una de las canciones que ejemplifica la liberación de Malú en este disco.

En este ‘Mil batallas’ la cantante de ‘Blanco y negro’ o ‘Aprueba de ti’, entre otras tantas exitosas canciones, ha querido contar con el mejicano Mario Domm. Concretamente, lo ha hecho en ‘Después de la tormenta’, una canción en la que se cuenta el fin de una relación amorosa de la cual se sale más fuerte: ‘’Después de la tormenta me voy sola pero feliz’’, reza el tema.

A estas canciones se le suman otras 3 que ya habíamos podido escuchar previamente: ‘Secreto a voces’, ‘Se busca’ y ‘Tejiendo alas’, el regalo en forma de canción que Malú quiso hacer a su hija Lucía cuando aún esta estaba en su vientre.

Estas son las ‘Mil batallas’ de Malú. Llegan en forma de nuevo disco y tras un parón obligado que ha servido a la madrileña como descanso y aprendizaje. Un regreso espectacular que revela el estado emocional de la artista y marcan el inicio de una nueva etapa de ‘la jefa’.

Veintitrés años repletos de canciones que han marcado vidas y giras multitudinarias. Más de dos décadas subida a un escenario, su hábitat natural y donde en breves la vamos a volver a ver. Malú ha vuelto. O quizás nunca se fue. Lo que está claro es que el arte corre por sus venas y su música seguirá sonando con pasión y mucha fuerza.