Comedia brillante en el Teatro Poliorama de Barcelona. Prácticamente dos horas de una excelente obra clásica que destapa las vergüenzas de doble moralidad y destila el amor, el deseo, los orígenes, el compromiso, la hipocresía, la identidad y, sobre todo, la libertad en un cóctel imprescindible.

La importància de ser Frank es una de las obras de teatro con más éxito en la actual ciudad de Barcelona. Uno de los retratos más ácidos y divertidos que se han hecho nunca sobre la hipocresía social.

La gloriosa trayectoria de Oscar Wilde quedó arruinada de golpe con la condena a dos años de cárcel que le acusaba de indecencia por su vida privada, sólo tres meses después de haber estrenado esta comedia.

El escritor, que no se reharía de un golpe tan duro, ya había denunciado a menudo la hipocresía de una sociedad cada vez más conservadora y controladora sobre la intimidad de sus ciudadanos. Una hipocresía que, de forma premonitoria, sería la protagonista de esta deliciosa obra maestra acerca de los líos amorosos de dos jóvenes británicos y sus secretas dobles vidas, la cual anticipa algunas de las principales avanguardas del siglo XX.

Bajo la dirección de David Selvas, Jaume Madaula, Laura Conejero, Ferran Vilajosana, Paula Malia, Mia Esteve, Norbert Martínez y Paula Jornet protagonizan los enredos amorosos de esta divertida comedia que interpela al espectador cuestionando donde están los límites de cada uno, por qué nos autocensuramos o cómo podemos llegar a ser nosotros mismos viviendo en plena libertad en una sociedad cada vez más conservadora y controladora de la intimidad de las personas.

Un acierto asegurado. Una comedia imprescindible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here