Intriga, concentración y máximo respeto sobre el escenario

Luis Pardo, en su obra Hypnos, sigue con su característico mentalismo. Es una función repleta de hipnosis en la que el artista trata de dar a conocer al público el poder y capacidad que tiene nuestro cerebro.

A los fanáticos de la hipnosis y el mentalismo les encanta la obra y a aquellos que no creen tanto en ello, no les deja indiferentes. Pardo genera reflexiones a lo largo de toda su obra al espectador, contextualizando su próxima acción para estar receptivo e involucrando a todo el patio de butacas, inmerso en sus indicaciones.

Teniendo al espectador intrigado, a la vez que nervioso, ¿serás tú el próximo en salir?, por lo general no suele querer nadie salir, pero Pardo tiene la capacidad de generarte la intriga de si lo que ves es cierto o no y ello te lleva a no oponerte a querer vivirlo en tu propia piel.

En su obra, atrapa la atención del público, generando asombro, intriga, concentración y absoluto respeto por lo que sucede sobre el escenario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here