El Espanyol aguantó el primer envite de los cuartos de final de la Copa del Rey y consiguió una victoria que le permite desplazarse al Camp Nou la próxima semana con opciones de pasar la eliminatoria. Un gol de Melendo, tras un gran pase de Marc Navarro, permitió al equipo de Quique Sánchez Flores lograr una ventaja que deberá administrar sabiamente para lograr su objetivo.

Consiguió el Espanyol hacer un partido incómodo a los azulgranas que sólo encontraron algo de oxígeno en las botas de Messi. El argentino lo probó al principio con tres lanzamientos de falta y, posteriormente, con sus arrancadas desde el centro del campo tan difíciles de detener para las defensas. Sin muchas líneas de pase, era una de las pocas opciones para crear peligro. Por suerte, Diego López se mostró muy seguro en los pocos acercamientos visitantes.

FOTO: RCD Espanyol