Por Miriam Mora

No pudo ser. El Espanyol pone fin a su andadura europea.  La hinchada perica tenía la esperanza de que sucediera el milagro. Aun habiendo escuchado las palabras del técnico Abelardo el pasado martes, en las que prácticamente estaba descartando y tirando la competición tras el 4-0 de la ida, los pericos seguían creyendo, y así lo demostraban los pocos que han asistido esta noche al estadio. Siempre contra todo pronóstico. Creían que su equipo era capaz, y eso parecía hasta el minuto 21.

En el once inicial del Wolverhampton había muchas caras nuevas, que no estuvieron presente el pasado 20 de febrero. Eso sí, la estrella Adama Traoré, no podía faltar. La grada visitante repleta de hasta 2000 londinenses, y por si fuera poco, ocupaban también localidades de la afición local, ya que algunos de los socios se dedicaron a revender entradas a través de las redes sociales previamente.

 Por lo que hace al once del Espanyol es muy diferente al presentado en la ida de dieciseisavos de la UEL, donde jugaron los menos habituales del conjunto blanquiazul. Abelardo, parece ser, que quería demostrar algo que no dejó muy claro en la rueda de prensa del martes: él también creía, iba con todo lo que podía y quería jugársela. Por eso, sorprendió el planteamiento aparentemente ofensivo que presentó el técnico del conjunto catalán. De nuevo, las ausencias son protagonistas: las más notables las de Dídac, que por sanción no puede disputar el partido, RDT, aunque ya entrena con el grupo y todo parece indicar que será titular el domingo contra el Atlético de Madrid y Marc Roca, tampoco gozará de minutos en el último encuentro del Espanyol en la competición europea.

 El Espanyol empieza el encuentro decidido. Durante el inicio del encuentro el Espanyol busca hacerse con la posesión del balón para crear peligro, aunque tímidamente y sin éxito. Parece un equipo que confía en lo que hace, y que tiene fe en los milagros. Y la fe mueve montañas y tiene el nombre del argentino Jonathan Calleri. En el minuto 15 de la primera parte vislumbra un haz de luz. Llega el primer gol de Calleri gracias a un fantástico centro de Pedrosa y el argentino envía el esférico al fondo de la red. Los aficionados del conjunto blanquiazul creen en el milagro. Cosas más increíbles se han visto en el mundo del futbol. El gol es celebrado por la afición que empuja a su equipo con un “sí se puede”.

Pero los ingleses desde el inicio quieren romper el ritmo del partido, y por ello, en cada balón parado, en cada saque de portería propia, intentan perder el máximo de tiempo posible, y el árbitro, que parece no darse cuenta de ello, no llama la atención de los jugadores del Wolverhampton.

Y sin hacer absolutamente nada durante los primeros 20 minutos del encuentro, los Wolves básicamente, podría decirse que se encuentran con el gol. Adama Traoré anota el primer gol del partido para los de Londres, y el quinto en la eliminatoria que, ahora sí, hunde todas las posibles esperanzas de una gran remontada del Espanyol. Es la primera llegada al área con peligro y el Wolverhampton la sabe aprovechar muy bien.

La falta de consistencia en la defensa es una lastra que lleva acompañando al Espanyol durante toda la Liga, y en la Europa League, no iba a ser menos, y aún más cuando parece que a los dos centrales les tiemblen las piernaa. Un gol perfectamente evitable para una defensa que estuviese coordinada y, lo más importante, que tuviese confianza. Poco más que añadir después del primer gol respecto a la primera parte. Alguna ocasión, pero con una definición débil de Calleri que no sabe aprovechar, un Espanyol a medio gas  y un Wolverhampton muy cómodo con el resultado es lo que se ve hasta que el árbitro indica el final de la primera parte sin dar paso al tiempo de añadido.

Arranca el inicio de la segunda parte y en el minuto 57, Calleri firma su segundo gol gracias a un penalti de Kilman sobre David López. Pero, aun así, nuevamente, el Espanyol se deja en evidencia ante los Wolves con las carencias defensivas y da medio gol a Doherty. Una vez anotado este segundo gol de los Wolves, que ponen el empate de nuevo en el mercador,  de poco sirve que luego Calleri intente remediarlo con un gol más en el tiempo de descuento. Con el segundo gol la hinchada del Wolverhampton empieza su celebración, mientras que la afición perica comienza abandonar el estadio, y también Europa 12 años después de su regreso ¿Quién nos iba a decir que saldríamos de la competición de esta manera, después de una clasificación épica, y del colosal momento que se vivió en el RCDE Stadium?

 Así que solo queda esperar que este encuentro sirva para recuperar la confianza del delantero argentino Jonathan Calleri y le dé fuerza para lo que se viene en Liga. Es cierto que el equipo está dando otra imagen y que la victoria servirá para subir la moral del equipo, pero también se pone de manifiesto la falta que hace en el eje de la defensa Leandro Cabrera.

¿Algo positivo de este segundo partido de la eliminatoria? Conseguir una victoria más en casa, sin duda, pero también hay que tener en cuenta, que el equipo blanquiazul tiene delante un equipo, que parece, que más que una eliminatoria de la UEFA ha venido hasta Barcelona para jugar un amistoso de pretemporada. Positivos, también  son los minutos para un jugador que gusta mucho a la afición y reclama, Pol Lozano. Aunque también deja disputar los últimos 20 minutos a Pipa en la derecha.

Abelardo ha conseguido lo que quería. Claro que el equipo va a estar centrado en La Liga, pero porque hemos tirado las otras dos competiciones y solo queda salvar la Liga en estas trece jornadas restantes. Para el técnico, tal y como ha dicho en rueda de prensa, este partido sobre todo le parece positivo para darle un empujón al equipo para el domingo. Una victoria genera una victoria, y la del domingo es primordial y necesaria. El Pitu también es consciente de la fragilidad defensiva del equipo, e indica que por mucho que el equipo salga reforzado en el ataque, no puede dejarse anotar 2 goles tan fácilmente. No queda más que esperar, que el milagro que no se ha logrado en la Europa League, se cumpla en Liga, en forma de salvación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here