El FC Barcelona sin garra pierde dos puntos ante una gran afición y un enorme esfuerzo del Cádiz CF.

El equipo visitante comenzaría con las novedades de Demir y Gavi de titulares, dejando fuera de la titularidad a Coutinho y Sergi Roberto. Mientras tanto, dando igual la alineación del Barcelona, los locales aplicaron en todo momento su juego, algo más arriesgado en el primer tiempo y replegado en el segundo.

En la primera parte, los culés mostraron un juego muy mediocre, siendo una ocasión de Memphis la única en treinta minutos. Al igual que el Barcelona, el Cádiz tampoco proponía demasiado, resistiendo lo que podría someter el Barça y esperando pacientemente su ocasión. Fali se retiró en el minuto 40 en camilla, lo que provocó una ovación gigantesca por parte de todo el estadio.

Con la primera parte descafeinada, se esperaba una segunda parte un poco más propositiva por parte de ambos y así fue. En los primeros compases, Álvaro Negredo volvía a enseñarnos el buen hacer de Ter Stegen, atajando un disparo al palo largo dificilísimo. Seguidamente, Memphis tendría dos ocasiones -una mucho más clara que la otra- que hubiesen sido para cerrar el partido con la victoria. La primera ocasión a centro de Luuk De Jong, solo tenía que empujar el balón, pero el control se le quedó atrás. La segunda, intentando remediar la acción anterior, un disparo desde fuera del área que atrapaba Ledesma.

Y movida fue la segunda parte, porque en cuatro minutos (del 60 al 64), Del Cerro sacaría dos amarillas a Frenkie De Jong para que el conjunto visitante se quedase con diez. En una entrada dónde podemos ver como Frenkie primero toca balón y después encoge las piernas para no cometer falta.

El Cádiz crecido por jugar contra 10 y un error en el primer balón de Riqui Puig, que entró a falta de diez minutos, Ter Stegen tuvo que hacerse grande ante Salvi. Los culés tuvieron una última ocasión de Memphis asistencia de Piqué y no encontró portería por poco.

El FC Barcelona vuelve a dejar sensaciones muy planas y falta de plan y estilo. Ter Stegen volvía a mostrarse con su nivel élite y el Cádiz jugaba un plan de partido perfecto que le hacía arañar un señor punto al conjunto catalán.