Empate sin goles entre Espanyol y Villarreal en el retorno del público al RCDE Stadium.

Los 11.095 espectadores que este sábado acudieron al RCDE Stadium para seguir por fin en directo, el partido que el Espanyol jugó ante el Villarreal, escenificaron a la perfección cómo es de determinante y necesaria la presencia de aficionados en un estadio. 

El equipo de Vicente Moreno impuso un altísimo ritmo de inicio y a los 30 segundos dispuso de la primera oportunidad clara para marcar. El equipo espanyolista sorprendió a su adversario con un juego directo, agresivo y ofensivo. El entrenador blanquiazul no dudó en juntar a Puado, Embarba, Dimata y RDT para intentar doblegar a la defensa visitante. Especialmente activo estuvo RDT quien dispuso  de tres buenas oportunidades para marcar el primero del partido. 

El Villarreal, como era de esperar, tuvo sus momentos. Dia y Gerard estuvieron bien sujetados por los centrales, pero sí que los jugadores de segunda línea fueron capaces de generar cierto peligro. Por suerte, Diego López estuvo atento en sendos remates de Moreno y Pedraza para evitar el gol.

El Espanyol volvió a arrancar con mucho ímpetu y dispuesto a encontrar el camino del gol. Lo cierto es que el equipo de Vicente Moreno plantó cara a todo un campeón europeo y consiguió generar bastante peligro. RDT, con un chut brutal desde fuera del área, volvió a intentarlo. El delantero consiguió marcar al final aunque el árbitro anuló el gol por fuera de juego. El cansancio empezó a hacer mella en los dos equipos y se sucedieron más imprecisiones, aunque el partido no perdió el interés. Fruto de un fallo de Rulli llegó una ocasión muy clara, pero RDT remató demasiado rápido y no pudo ajustar su remate. Y no sería la última ocasión. En la última del partido, Embarba envió un chut al larguero y luego Wu Lei marcó, pero el gol fue anulado por mano.

Punto muy disputado en la vuelta de la afición al RCDE Stadium ante el vigente campeón de la Europa League.