Los Backstreet Boys son uno de los regresos de los que más ganas teníamos. En mayo podremos verlos en concierto en Madrid y Barcelona, y las entradas para ambos eventos están volando. La emblemática boy band norteamericana de los años 90 ha debutado en lo más alto en las listas de ventas y ha conseguido el número 1 después de 20 años.

Entre el pasado mes de febrero y septiembre, los cinco chicos tienen un montón de fechas cerradas para presentar sus nuevas canciones. La gira incluye varias ciudades de Estados Unidos, Canadá y Europa. Antes de la gira oficial, sin embargo, han tenido una cita especial en Santiago de Chile, durante el Festival de Viña del Mar, que nos ha dejado ya vislumbrar cómo serán los conciertos que tantas ganas tenemos de disfrutar.

Para Brian, Kevin, Nick, AJ y Howie, los cinco integrantes de esta boy band, los años también han pasado por ellos, de hecho, bromeaban en una entrevista sobre su forma física. Sin embargo, su público fiel, aquel que creció bailando Everybody, seguía haciendo largas colas para escucharlos.

Con cinco cambios de vestuario, coreografías para cada tema y un elenco de diez bailarines, los Backstreet Boys se presentaron con un concierto a la altura de las expectativas. Entre espeso humo, los que fueron ídolos adolescentes, saltaron al escenario para empezar con los temas The One y Get down.

El repertorio de la noche se centró, sobre todo, en las canciones que millones de adolescentes cantaron para ilustrar sus primeros amores o desengaños como Shattered o Show me the meaning.

Los cinco artistas, que ya rondan la cuarentena, incluso se atrevieron a cantar la primera estrofa en español de la canción I will never break your heart, de la que tienen una versión llamada Nunca te haré llorar.

Desde hace dos años, esta banda tiene una residencia permanente en Las Vegas, y esto les ha ayudado a dar mucho dinamismo al espectáculo, con cambios de vestuario constantes y coreografías perfectamente coordinadas con sillas y bastones.

As long as you love me, Inconsolable y Don't go breaking my heart no faltaron en este viaje por el tiempo por el que la banda llevó a un público totalmente entregado. La actuación culminó con sus grandes éxitos Everybody y I want it that way.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here